Síguenos: facebook twitter youtube
Click on the slide!

Dile_a_Pedro

Dile a Pedro... La Visión de Dios para la iglesia de hoy !

Click on the slide!

Misión 52 - Sanando Familias

Image taken from the movie "Shoot 'em up"

El anhelo del Corazon de Dios Sanar Tu Casa, Tu Hogar y Tu Familia

Click on the slide!

Guerra Espiritual

Image taken from the "Invaders"

Guerra frontal contra nuestros enemigos...

Click on the slide!

Programa En Tu Presencia

Escucha el programa de hoy en la seccion de charlas

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks

Info_Iglesia

 

IGLESIA CRISTIANA EN TU PRESENCIA

CARRERA 15 No. 32-88 - TEUSAQUILLO - BOGOTA D.C.

TELS: 2875638 - 2320869 

www.entupresencia.org / www.entupresencia.fm

 

Alabanza y Guerra Espiritual

LA ALABANZA EN LA GUERRA ESPIRITUAL

2o. Crónicas 20:15, 21-22.

En la guerra espiritual, las armas efectivas deben ser espirituales también. La palabra declara que no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados y huestes de maldad en las regiones celestes. Por tanto El Señor nos ha equipado de armas de milicia que no son carnales, sino poderosas en El para la destrucción de fortalezas.

Josafat recibió la ordenanza de Dios acerca de lo que debía hacer para triunfar sobre los enemigos de su pueblo, los amonitas y moabitas, de manera sorprendente, cuando los cantores comenzaron a declarar la fidelidad de Jehová y su eterna misericordia, entonando melodías de exaltación, Dios hizo que el enemigo se confundiera y pereciera. Dios le dio la victoria a su pueblo, aun cuando ellos no lucharon con lanzas y espadas, debemos entender esta contundente verdad en el campo de la guerra espiritual: “La guerra no es nuestra , sino del Señor”.

Revisemos 2 de los elementos importantes en la victoria de Josafat sobre Amón y Moab. La Biblia nos enseña que al frente del contingente de guerra iban los que estaban vestidos de ornamentos sagrados, y detrás de ellos “la gente armada”. Revisemos a ambos grupos de personas. 

  1. Vestidos de ornamentos sagrados… Los ornamentos “sagrados” hacen alusión al verdadero vestido de un adorador. La Biblia nos enseña acerca de las vestiduras de alabanza, pero también acerca de vestirnos de justicia y de verdad, “vestirnos de ornamentos sagrados” es importante en la guerra espiritual. De nada sirve entender y aprender conceptos de danza y movimientos corporales, cuando la vida de donde procede dicha adoración no es una vida de santidad y entrega. Vestir ornamentos sagrados es poseer el “adorno“ del Espíritu de Dios, no solo movernos y levantar nuestras manos. La verdadera adoración es más una actitud del corazón que una actitud de nuestro cuerpo. La formación de un adorador, no es un hecho mágico ni inmediato, es todo un proceso de quebrantamiento al que somos sometidos por nuestro Señor, hasta que nuestra vida se convierte en un verdadero sacrificio aceptable, un aroma grato de Cristo para Dios.
  2. La gente armada, el pueblo guerrero. La palabra de Dios nos enseña claramente cuáles son las armas de un creyente. La alabanza y la adoración son armas poderosas en la guerra espiritual. Las expresiones jubilosas, que van acompañadas de una actitud correcta en el corazón delante del Señor son algo que nuestro adversario no puede tolerar. La alabanza es de Dios, y cuando su pueblo se la da, su presencia se entroniza y su reino se establece. Por eso el diablo procura impedir que el pueblo de Dios entienda esta verdad, y reciba la revelación respecto al poder de la alabanza jubilosa, la danza y las expresiones de regocijo. Isaías 30:32. Dios ha determinado darle a su pueblo la victoria y el triunfo en medio de gritos de júbilo, tañer de arpas y sonar de tamboriles. Esta será una “batalla tumultuosa”. El verdadero adorador, es realmente, un guerrero invencible en la batalla. 
  3. Zacarías 4.6 “No es con ejército ni con fuerza, sino con mi Espíritu , ha dicho Adonai de los ejércitos”

La Casa

SI JEHOVA NO EDIFICARE LA CASA, EN VANO TRABAJAN LOS QUE LA EDIFICAN

 Salmos 127:1.

La Obra que se lleva a cabo en nuestro hogar, es de Dios, no nuestra, El es el que edifica, nosotros somos solamente sus administradores, El es el dueño nosotros seguimos sus planes.

Cuando pretendemos edificar por nosotros mismos, nuestro trabajo es en vano, pues sin el fundamento de Dios que es Cristo Jesus en nuestras vidas, todo lo que construyamos se derrumbara, no permanecerá, dice su palabra que separados de El nada podremos hacer.

En hebreo la base de la palabra "construir" (banah) es la base para las palabras casa "bet" hijo (ben) e hija (bat). Los Hijos y las Hijas, junto con los Padres forman la familia, de la misma manera que el ladrillo y el hierro construyen un edificio.

Sin la ayuda de Dios una casa, puede ser solamente el lugar donde la familia, vive, come y duerme. Un Hogar es mucho mas allá de eso, es un lugar, donde la familia, crece, se edifica, fortalece, se reúne, conviven, comparten, se aman y son felices. Es el lugar donde se honra y alaba a Dios, donde desciende la bendición sobre sus hijos, donde se sienten seguros y bien atendidos, amados, donde desean estar, no solo por necesidad de un techo donde habitar.

SI JEHOVA NO GUARDARE LA CIUDAD. Salmo 127:1. Esto se refiere que Jehova, no solo edifica, sino ademas vigila, la cuida, porque no se trata solo de edificar un hogar, sino de mantenerlo, de guardarlo, protegerlo. Así mismo, como Edifica también lo guarda, si nosotros seguimos sus indicaciones, el guardara nuestro hogar, de las asechanzas de enemigo.

EN VANO VELA LA GUARDIA. Aquí volvemos a encontrar la palabra en "vano" esto significa que es nulo, todo esfuerzo que se invierta en levantar una obra sin la ayuda de Dios, tiempo, dinero, esfuerzo, trabajo, consejo de terceros, todo lo que hagamos fuera de El, no permanecerá.

El, no solo EDIFICA, ademas, RESTAURA CASAS y las convierte en HOGARES, donde pueda descender su bendición, y transformar todo lo que ahí hay, Dios sigue RESTAURANDO CASAS, VIDAS, MATRIMONIOS, HIJOS, FAMILIAS, las convierte en HOGARES con Familias Felices, que puedan vivir dentro del plan y propósito de Dios para ellos.

“Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a descansar, y que comáis pan de dolores; pues que a su amado dará Dios el sueño.”, trabajar hasta tarde en la noche, y  levantándose en la madrugada, son inútiles si EL no es el centro del hogar.

“He aquí, herencia del Señor son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre.”. Los hijos son herencia del Señor, así como todo padre prepara una herencia para sus hijos, de manera semejante Dios prepara para cada hijo suyo un tesoro.

He aquí yo haré volver el corazón…

Existen 4 puertas que debemos cerrar en nuestra casa:

  1. Ocultismo. Participaciones activas o pasivas en el presente o en el pasado: Espiritismo, ocultismo, magia, brujería, hechicería.
  2. Herencia de las cuatro generaciones anteriores.
  3. Pecado. Practicas contrarias a la voluntad de Dios.
  4. Heridas.

Debemos edificar 7 columnas que soporten nuestro hogar: Jesus es el centro. El amor de Dios en nuestras vidas. El perdón. Manejo de la economía. Hijos sujetos a Dios. La comunicación. Amar la obra de Dios.

 

Restaurando

RESTAURANDO EL CORAZON DE LAS FAMILIAS

Nehemias 1:9.

Es el comienzo, es el inicio de la restauración de tu vida, tu casa, tu hogar y tu familia, debemos entender que quiere hacer el Señor con la iglesia en este tiempo, porque El ha dicho que “Hará volver el corazón de los padres hacia los hijos y el de los hijos hacia los padres”.

Hoy quiero hacer las siguientes preguntas: ¿Y cómo puedo comenzar o dar inicio a la restauración de mi familia, que está en medio del caos, de la destrucción… ? ”. El Señor nos ha entregado como un regalo la manera como hacerlo, pero tenemos que tomar decisiones, hacer tareas y lo mas importante: “Y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre”; establecerlos en Jerusalem, en este lugar y donde El esté no habrá mas oscuridad y por siempre brillará la luz. En el libro de Genesis 1 del verso primero en adelante encontramos la primera mención de lo que significa oscuridad y como la luz aparece por la palabra que Dios; la Palabra, el Verbo es Jesús, en el libro de Juan 1:1-5, esta escrito, por lo tanto si tu deseas que la luz llegue a tu vida, tu casa, tu hogar y tu familia, lo primero que debes establecer en medio de ella es a Jesús.

El ejemplo mas claro de lo que está ocurriendo en tu vida, tu casa, tu hogar y tu familia, fue lo que ocurrió al pueblo de Israel cuando fue exiliado por parte de Nabucodonosor a Babilonia. Tal como el pueblo de Israel fue llevado cautivo a Babilonia en tres etapas –primero en los tiempos de Joacim, luego en tiempos de Joaquín y por último en el año once de Sedequías– así también fue retornado a su tierra por etapas: Primeramente el rey Ciro dio orden de restaurar el templo, de llevar los utensilios que estaban en Babilonia a la casa de Dios, la cual estaba destruida. Entonces Ciro envió a Zorobabel y a Jesúa, quienes restauraron primero el altar y después el templo. Luego, cincuenta y ocho años después, vino Esdras y adornó el templo, y también abrió las Escrituras. Trece años después llegó Nehemías, para restaurar los muros, las puertas y la ciudad y establecer las familias nuevamente en Jerusalem.

Que son los muros, las puertas y el templo ?, son los tres elementos fundamentales que el Señor quiere restaurar en nuestras vidas, hogar y familia; mientras que los muros representa nuestra alma, las puertas son el punto de acceso al interior de nuestro espíritu que es el templo, nuestra relación con Dios. ¿Para qué sirve un muro?: Para protegerse, por un lado. Pero también sirve para separar. Un muro sirve para excluir y también para incluir. Las familias cristianas están sumidas en el mundo, mientras que la vida en Cristo excluye el mundo, entonces, estos muros de una manera u otra nos separan del mundo y de las cosas que hay en el; mientras que las puertas son las que dan el acceso, las que permiten o no la entrada. Si los muros están derribados y las puertas están quemadas, caídas y destruidas, es un boquete que le abrimos al destructor para que entre a robar, matar y destruir. Aquí ocurrieron dos fenómenos: 

  • Muchos quisieron quedarse en el exilio, no quisieron salir de su comodidad y seguir en esclavitud, en opresión, en enfermedad, en dolor, en cautiverio y en el exilio, así como ocurre hoy en día, muchos quieren seguir como están, ven la destrucción inminente y sin embargo quieren continuar en su comodidad esperando “El milagro”… y quieren restaurar sus hogares con pañitos de aguas tibias.
  • Otros, algunos pocos, aceptaron el llamado de retornar, de restaurar, de levantar, de edificar, de recibir las bendiciones y establecerse en Jerusalem, tal y como dice la palabra en el libro de Nehemias: “Y os traeré al lugar…”.

Y… como comenzamos, como iniciamos:

  1. Identificar nuestra condición, el estado actual de nuestra familia, de nuestro hogar, de nuestros hijos, de nuestros vecinos y amigos: Nehemias 1:3: Gran mal y afrenta.
  2. Muros derribados y puertas caídas y quemadas a fuego. Condición lamentable, con muros derribados y puertas quemadas es muy fácil que el enemigo entre y destruya.

Cárceles Espirituales

CARCELES ESPIRITUALES

Isaías 59:1-2.

Imagínese por un momento un cordón negro, inmundo, torcido, que está dentro de su vida, atándolo a la maldición, al pecado, a la maldad, a enfermedades físicas, emocionales y espirituales, a ruina, a destrucción de su vida, su casa, su hogar, su familia. Esas son las consecuencias de admitir en nuestras vidas la iniquidad, la maldad y el pecado.

Es como si tuviéramos unos barrotes de acero frente a nosotros que continuamente esta bloqueando o estorbando la vida de Dios que quiere fluir en nuestro espíritu y en nuestro corazón.

  1. La Iniquidad produce sordera espiritual: Salmo 58:3-5. Muchos cristianos tienen obstruido el oído espiritual y no pueden escuchar la voz de Dios. El plan de Dios es que todos oigamos la voz de Dios, toda la instrucción del Espíritu Santo esta basada en nuestra habilidad de escuchar la voz de Dios. Dios diseñó el espíritu del hombre para que pudiera escuchar Su voz, de hecho Adán escuchaba la voz de Dios en el Edén, Noé escucho la voz de Dios antes del diluvio, Abraham escucho la voz de Dios, Isaac, Jacob, Jose, Moises… Isaias 59:1-2.
  2. La Iniquidad produce Ceguera espiritual: Con nuestros ojos espirituales podemos ver con claridad las verdades de Dios y todo lo que El tiene preparado para ti, tu casa, tu hogar y tu familia, ojos en nuestros sentidos espirituales para ver el mundo invisible y contemplar de esta manera Su Gloria. 2o. Corintios 3:16-18. Existen dos causas por la cual no podemos ver:
  • Por lo velos de iniquidad que no han sido removidos, ni del entendimiento ni de los sentidos espirituales.
  • Muchos no han desarrollado la visión espiritual. 2o. Corintios 4:4.
  1. La Iniquidad te lleva a cárceles de enfermedades y dolencias: Tiene su origen en el espíritu, se desarrolla en el corazón y termina como una manifestación física que va deteriorar el cuerpo. Es lo que en el mundo medico se denomina enfermedades psicosomáticas. Es la reacción de nuestro cuerpo frente a sentimientos como odio, amargura, resentimiento, venganza. Mas que todo esto es un asunto espiritual que el hombre viene arrastrando de generación en generación y se ha introducido profundamente en nuestras vidas que afecta la genética o herencia  de nuestro cuerpo físico. Salmo 109:18, Salmo 31:9-10. Isaias 59:4-5.
  2. La Iniquidad envía el alma a Cautiverio o cárceles espirituales: En el mundo invisible la iniquidad del hombre afecta todo el medio en que se desarrolla, esta fluye como una fuente del interior del ser como aguas cenagosas que van contaminando todo a su alrededor y crean densas oscuridades al rededor donde el alma se va quedando atrapada, aun los creyentes se hunden como pozo sin salida. Isaias 57:20. Isaias 59:12b-15. Esta contaminación son arrojados sobre los que le rodean a través de palabras violentas, amenazas, calumnias, palabras perversas, acusaciones injustas. Salmo 55:3-5, Salmo 88:3, 6, 8b. Cuantos quieren salir de esas cárceles. Isaias 49:8-9.
  3. Iniquidad y la Ruina y la escasez financiera: Ezequiel 18:30.